martes, 17 de marzo de 2009

Un Barcelona sin Eto'o


Algo no va entre el Barcelona y Eto'o. Hay demasiadas razones para pensar que su ciclo en el Camp Nou se acaba. Incluso ahora que marca más goles que nadie. Justo ahora que su torrencial carácter aparece muy de vez en cuando. Pero los síntomas son claros. Desde el club se habla de su renovación con la boca pequeña y él aguarda sin decir ni pío. Sabedor que su contrato termina en 2010. Que su futuro lo decidirá él con todo el despecho del mundo.

Y es que Eto'o siempre se ha sentido infravalorado fuera del Mallorca. Primero en el Madrid, donde fue rechazado a menudo para la élite (tanto como para venderlo a su máximo rival deportivo) y más tarde en un Barcelona capitaneado primero por Ronaldinho y ahora por Messi. Esos mismos celos que exorciza en forma de declaraciones bochornosas alimentan su infinita ambición en el campo. Esa dinámica irreflexiva le ha alejado del aficionado culé, que siente más propios futbolistas con seny. De apariencia humilde. Por eso casa más con el aficionado del Madrid, que pese a su fichaje por el Barça le mira con cierto paternalismo. Eto'o es un buscador de afecto nato, probablemente por sus inicios en la miseria, y en Barcelona sólo se siente correspondido por Laporta.

Guardiola le da bola. Incluso le dedica piropos, pero sabe de su carácter turbio y sus consecuencias. Por ese motivo lo quería fuera en junio. Y por eso mismo no ha cambiado de opinión. Es un matrimonio de conveniencia con fecha de caducidad. Eto'o sólo funciona a base de elogios, enchufado a sus propios retos, pero Guardiola sabe que las dinámicas vienen y van. Que el físico del camerunés iniciará pronto su cuesta abajo. Que se ha reconvertido en un jugador de área donde antes era un todoterreno. Por eso mira de reojo a Villa, Benzema e Ibrahimovic.

5 comentarios:

Perromordedor dijo...

Eto'o ha sido una bomba de relojería desde el primer minuto que jugó con el Barça, y tanto sus flirteos con otros equipos como las amenazas de salida han sido frecuentes durante toda su estancia. No hay nada nuevo en su actitud de ahora, lo que le ha definidio y sigue definiéndole es su intención perpetua de demostrar a todo el mundo que él hace lo que quiere cuando quiere. Así que solo se irá del Barça para demostrar que él es más grande que el club. Graso error. Porque cuando llegue el momento, lo hará al postor que le prometa el mejor paraíso. Ese cementerio de Elefantes donde han ido a parar otros como Rivaldo, Ronaldo, Ronaldinho, Figo...

Ya ha quedado más que demostrado que el motor de este barça no se encuentra en la punta de la lanza, sino en la robustez y agilidad con el escudo.
Así que Eto'o, haz lo que te dé la Santa Gana, que la fila que tienes detrás es muy larga.

Anónimo dijo...

Probablemente haya acabado su ciclo en el Barça pero ha sido uno de los futbolistas más importantes del Barcelona en los últimos años. Un jugador decisivo como pocos, un ganador con mucha hambre.

Josep Manel dijo...

Excelente post el tuyo. Visto desde una perspectiva estrictamente deportiva, analizas perfectamente la realidad pasada y presente en torno a la situación del futbolista, tan ambicioso en el campo como fuera de él. De todos modos, esta idiosincrasia tan particular en el culerismo, que sentimentaliza cualquier celula que vista de blau i grana, debería ser un tanto más pragmática respecto a estas actitudes.

Anónimo dijo...

sencillo cutre y vacio

I+Futbol dijo...

hola enhorabuena por el blog, me preguntaba si querrias que intercambiaramos publicidad:

mi blog es:

www.imasfutbol.com